Nuestra base datos le permite introducir los nombres y datos de nacimiento para tantas personas como desee en su propia base de datos personal con el fin de que estos datos estén fácilmente disponibles cuando quiere hacer varios cálculos astrológicos tales como:

viernes, 4 de septiembre de 2015

LA ASTROLOGIA VI

LA ASTROLOGIA
 
 “Un sistema de representación de la realidad” Por  Thorwald Dethlefsen
 
Este material no es para reproducirlo o fijar en otros blogs o websites, o en documentos PDFS, como ha sucedido con otros artículos nuestros sin autorización previa de parte de La Escuela Internacional de Astrología.
 
 
El cumplimiento del destino
 
La astrología no es un medio para estafar al destino, sino que debe ayudar a cumplirlo. Aún en tiempos de los griegos y los romanos volvemos a encontrar nuestros principios planetarios en forma de dioses. Se personificaron los principios primordiales y se describieron las definiciones de los principios como propiedades de los dioses. Así el Olimpo antiguo era un sistema de representación de la realidad parecido al de la astrología. También la Biblia está construida estrictamente según estos 7 principios planetarios. Sea mencionado esto aquí de paso y reservado para un estudio especial.
 
Los griegos conocían una fórmula sencilla para tratar sin roces con los dioses; mientras se sacrifica a los dioses, éstos no hacen ningún daño, si no se sacrifica nada, los dioses cobran su "sacrificio" por la fuerza. Esta fórmula continúa teniendo vigencia y es la verdadera clave de la astrología. También nos acercamos más a la realidad si nos imaginamos los principios primordiales como "dioses" y no como cuerpos celestes muertos.
 
El concepto "sacrificar" significa hacer lugar para un principio primordial en la esfera de vida propia, integrarlo en la conciencia. Los distintos principios exigen al hombre en diversos momentos sus derechos, lo exhortan a que justamente ahora se ocupe especialmente de ellos. El que acepta esta convocación y le hace lugar en su vida a esta deidad, para conocerla, le está sacrificando y ya no tiene nada que temerle. Pero el que al oír "golpear" a esa deidad a la puerta, la cierra y no la deja entrar, no la quiere conocer, puede estar seguro que se verá obligado a presentar la ofrenda antes negada.
 
El camino de la vida del hombre debe llevarlo a la perfección, cada paso de aprendizaje, por más mínimo que sea, hace del hombre un ser más perfecto. Se es cada vez más perfecto agregando lo que aún falta, integrando lo desconocido. Por eso el hombre es confrontado siempre por una ley del destino con aquellos principios que todavía no ha realizado, que le son ajenos, que aún le faltan.
 
Este es el punto peligroso donde tanta gente comete el error de cerrarse, de reprimir o presentar resistencia, negándose a ofrecer su sacrificio necesario. Y ahí empieza la lucha entre el destino y el hombre, siendo segura de antemano la victoria del destino. Como perdedor, el hombre, se queja de su destino maligno que lo arruina y pasa por alto el hecho que es él mismo quien no aceptó la invitación.
 
Aquí es donde la astrología adquiere su sentido. La consulta astrológica debería mostrarle a la persona cuál es el plan de estudios que hay que cumplir durante esta encarnación y hacerle saber los distintos principios que le toca conocer de cerca. El astrólogo no debe predecir el futuro a quien le pregunta si no le quiere robar su propio desarrollo. Pero sí le puede informar en qué momento "golpeará a la puerta y cuál de las deidades", cómo manejarse más o menos en ese encuentro, cómo llegar a conocerla y amarla. Es una gran pena que frecuentemente se olvida que todo lo que se llega a conocer realmente, también se aprende a amarlo automáticamente. El odio significa siempre el desconocimiento del objeto.
 
El pensamiento vertical permite al astrólogo mencionar a quien lo consulte, las posibilidades de realizar en distintos niveles el nuevo principio y de redimir una constelación. Una auténtica consulta astrológica no puede contener nunca una prevención contra un principio (constelación) sino siempre sólo consejos y estímulos para entrar justamente en una confrontación con él.
 
Aquí está la posibilidad de una verdadera "astroterapia". Esta "astroterapia", tal como la hemos desarrollado y perfeccionado en los últimos años, tiene como base una "matriz de la realidad" según el modelo esbozado al principio de este capítulo. De allí resulta una asignación de la mayor cantidad posible de niveles a los diez principios primordiales y sus distintas constelaciones. Los problemas y síntomas de enfermedad son siempre la redención de una constelación en un nivel determinado (por ejemplo, la enfermedad en el cuerpo o en la psique).
 
La misión de la enfermedad es hacerle conocer al hombre un determinado principio, que por lo visto no quiso redimir por propia voluntad. Con ayuda de una "matriz de la realidad" es posible hacer que una enfermedad se torne superflua, al indicar la posible realización del mismo principio en otros niveles intercambiando los niveles en sentido vertical. Un método así concebido no lucha contra el síntoma, sino que lo hace superfluo en sí, porque la confrontación con el principio a ser aprendido, ha cambiado de nivel, un desplazamiento consciente del síntoma en dirección vertical.
 
Veremos lo dicho en un sencillo ejemplo: podemos calcular que, por ejemplo, una persona entra en los próximos meses en una "fase de Saturno", es decir, que se produce una constelación de Saturno. Seguimos utilizando nuevamente el principio de Saturno porque en primer lugar se lo considera especialmente "malo" y por eso es especialmente temido y, en segundo lugar, porque ya sabemos algo de este principio y conocemos las asignaciones por analogía en algunos niveles.
 
Algunos astrólogos advertirán a un cliente ante esta constelación, previniéndolo de pérdidas, limitaciones, accidentes, enfermedades, etc. Pero de nada le sirve una prevención de este tipo a nuestro cliente. Lo que pasa es que tiene miedo y se siente víctima de un planeta evidentemente malo. Empero, en realidad la constelación inminente de Saturno sólo significa que ha madurado el tiempo de conocer más de cerca el principio de Saturno, de integrarlo en la vida propia, de incorporarse al "Dios Saturno" para llegar a ser más perfecto.
 
Para facilitar este proceso necesario explicaríamos primero el principio para tornar comprensible su justificación como piedra de construcción de la realidad y hacer desaparecer así las resistencias. Como segundo paso le daríamos a nuestro cliente una serie de consejos, de cómo convertir en realidad activamente este principio en su vida. Estos consejos pueden parecer en un principio algo extraño, pero nuestra matriz nos ayuda a comprender velozmente su sentido. Los consejos pueden rezar como sigue:
 
En el tiempo inmediato:
  1. Limite sus ansias de expansión.
  2. Evite encuentros sociales y fiestas y todo lo que tenga que ver con distracción, diversión y opulencia.
  3. Vista dentro de lo posible solamente ropa negra y haga frecuentemente paseos por cementerios.
  4. Si le resulta posible, instálese de alguna manera en un cuarto donde pueda retirarse para estar solo. Ese cuarto debería ser austero y limitarse a lo esencial, pintado totalmente en blanco o negro, como único adorno en la pared eventualmente la carta número 13 del Tarot (la muerte).
  5. Ponga eventualmente una calavera o un reloj de arena sobre su mesa de trabajo. Lea el Libro Tibetano de los Muertos y ciertos pasajes bíblicos.
  6. Evite la comida excesiva, practique la alimentación macrobiótica o, mejor todavía, haga ayuno. Como bebida prefiera el té de equiseto (cola de caballo).
  7. Como medicamento se puede considerar plomo o cal en forma homeopática en alta potencia en una sola toma.
  8. Escuche música clásica, seria.
  9. Todo lo que haga durante este tiempo que sea muy ordenadamente, trate de reestructurar en forma nueva muchos ámbitos de su vida, aprenda a conocer y a amar las bendiciones del silencio y la soledad.
 
Es fácil ver que todas estas recomendaciones provienen de la cadena vertical de analogías del principio de Saturno: estructura, plomo, equiseto, negro, cementerio, todos los símbolos de la muerte, etc. Esas posibilidades se dejan extender de manera correspondiente a muchos otros niveles, adaptándose también a la persona en cuestión. Si nuestro cliente sigue muchos de estos consejos, tiene que llegar a conocer y a comprender inexorablemente el principio de Saturno,  no es posible hacer todas estas cosas sin que al mismo tiempo también ocurra algo dentro de uno mismo.
 
Pero como el cliente está haciendo todo esto voluntariamente, no producirá resistencia y de esa manera aprenderá a amar en su significación al principio de la limitación, de la renuncia y de la estructura (reducción a lo necesario). Después de este tiempo constatará que esta confrontación con los problemas de la muerte, la soledad y el silencio, antes cuidadosamente evitados, lo ha hecho madurar y que ha podido conocer nuevas dimensiones de la realidad. Durante este tiempo hizo activamente lo que tenía que hacer: integrar a través del aprendizaje un aspecto de la realidad nuevo para él. Cumplió con su plan de estudios y resolvió el problema.
 
Si no sigue estas recomendaciones, porque opina que renuncia, limitaciones y soledad "no son nada para él", que estas cosas no le gustan, y por eso sigue con su estilo de vida habitual, pronto se le transformará esta constelación de Saturno en "malévola" y se cobrará su "sacrificio" por la fuerza.
 
Así, por ejemplo, nuestro cliente podrá tener que ir a la fuerza al hospital, debido a un accidente. Aquí sí tiene que renunciar a muchas cosás, fiestas, vida social, comida opípara, todos los placeres, ¡cosa, que nosotros le habíamos aconsejado hacer voluntariamente! Su cuarto de hospital estará reducido a lo más necesario; justamente un cuarto así le habíamos aconsejado. Todos los días ve cómo conducen a los muertos por los pasillos y él mismo se ocupa con la idea de que su accidente lo llevó muy cerca de la muerte; también le habíamos aconsejado que frecuentara la idea de morir y de la muerte. Está mucho tiempo solo y tiene tiempo para pensar.
 
Es fácil ver que el efecto es el mismo. Como ya lo hemos dicho, la meta del aprendizaje está determinada. Lo que podemos elegir es solamente "Cómo" queremos aprender, de modo voluntario o forzoso.
 
 
William Lilly,  Master Astrologer
 
ESCUELA DE ASTROLOGÍA - WILLIAM LILLY - POWERED BY GOOGLE
 

No hay comentarios:

Archivo del blog

Seguidores

Síguenos por Email

Síguenos en Facebook

Escuela Internacional de Astrología | Promocionar tu página también

International School Of Astrology - Power Astrology

http://www.astrolilly.org - Virtual Classroom

Fases de la Luna

¿Qué es Facebook?

Facebook es un sitio web con redes sociales que conecta a gente con sus amigos o compañeros. Facebook es un sitio web formado por muchas redes sociales relacionadas con una escuela, universidad, trabajo, región, etc.

http://www.astrochart.org

Buscar

Google


WWW
Buscar Escuela Internacional de Astrología


Astrología Cristiana Libros I - II - III

Mi foto
Primera parte: Una Introducción a la Astrología - Segunda parte: Los Planetas y las Casas - Tercera parte: Divisiones de las casas - Cuarta parte: Descripción de las enfermedades - Dignidades - Definiciones y palabras claves - Limitantes - Consideraciones antes del Juicio - Libro II: Cuestiones respecto a las doce casas - Aforismos - Ejemplos -

Ultimos Temas

Etiquetas

¿Qué tan real es la Astrología Real de Frawley? (1) Aforismos de Culpeper (1) Al Biruni (1) Alejandro Magno y la crucifixión de Jesús (1) Almuten (1) Antiscias - Firmicus Maternus (1) Antología de Vettius Valens (1) Armónicad de Edad I (1) astrograma revista de astrología - astrología antigua IX (1) Astrología antigua XXIV - Firmicus Maternus (1) Astrología Cristiana - William Lilly (1) Astrología Cristiana - William Lilly 2 - Firmicus VII (1) Astrología Electiva para un Matrimonio (1) Astrología Elimata - Henry Coley (1) Astrología Financiera (1) astrología gallica continuacion (1) Astrología Horaria y Tarot (1) Astrología Horaria Psicológica (1) Astrología Horaria VII- Dymock Brose (1) Astrología Infantil (1) Astrología Médica - Eileen Nauman (1) Astrología Médica Clásica - Hildegard (1) Astrología Médica por felipe Oliveira (1) Astrología Médica Tradicional (1) Astrología Mundana - William Ramesey (2) Astrología y Aversión I (1) Astrología y psicología transpersonal (1) Astrólogos Horarios Modernos (1) Bárbara Watters (1) Carta de Relaciones Davison (1) Castillo Virtual de Astrología (1) Centiloqium de Hermes (1) Conjunción Neptuno Saturno - Psicosíntesis (1) Cosmodinas - Astrología Antigua XXXIV (1) CULTO DE LOS ASTROS O SABEISMO (1) De la casa 7 W. lilly (1) definiendo el momento en la astrología horaria (1) Direcciones de Arco Solar (1) Edgar Cayce y lectura de cartas para niños y niñas. (1) El arte de la Horaria I - Firmicus XLI (1) El ataque de los Arcontes (1) El Cubo del Espacio (1) El número 13 (1) El razonamiento analógico en Astrología (1) El Sol en Escorpio (1) El Zodíaco de Johfra (1) ENCUENTRE A SATURNO UD. MISMO. (1) Etica y Astrología (1) firmicus maternus - Astrología Antigua (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 11 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 12 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 19 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 2 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 20 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 3 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 4 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 5 (1) Fisonomía (1) Foro de Astrólogos - Dymock Brose (1) Grado 90 (1) Guido Bonatti y sus 146 Consideraciones (1) Henry Ford (1) horaria 5 - Dymock Brose (1) horaria 6 - Dymock Brose (1) horaria 8 - Dymock Brose (1) horaria 9 - Dymock Brose (1) Interpretación de los Aspectos Astrológicos (1) Interpretación Gráfica de la carta Astrológica (1) Juzgando eventos en Astrología Horaria (1) La Época Prenatal de E. H. Bailey (1) La Estrella de Belén (1) La Fraternidad de Saturno (1) La Luna Negra (1) La Tabla de la Esmeralda (1) La verdadera estrella de Belén (1) Las Horas Planetarias (1) Lexigramas (1) los siete segmentos de girolamo cardano (1) LOS TEMPLOS DE LA CONDENA – El Gozo de Saturno (1) Luna vacía de Curso - Astrología Antigua XXXVII (1) Magia astrológica (1) Masha'allah vs Lilly en Astrología Horaria (1) Morin y la decapitación de Henri (1) Olivia Barclay (1) revolución solar - astrología antigua XVI (1) THEMA MUNDI (1) Unani Tibb (1) Urano El Almuisita de la Era (1) usando la astrología medieval (1) Viendo la muerte en un Horóscopo (1) William Lilly - Astrología Cristiana Libro 3 (1)

Número de Páginas Visitadas:

Carta Astrológica:

Los Planetas aquí y ahora: Escuela de Astrología William Lilly: