Nuestra base datos le permite introducir los nombres y datos de nacimiento para tantas personas como desee en su propia base de datos personal con el fin de que estos datos estén fácilmente disponibles cuando quiere hacer varios cálculos astrológicos tales como:

viernes, 15 de enero de 2016

Meditaciones Budistas sobre la Muerte VII

Este material no es para reproducirlo o fijar en otros blogs o websites, o en documentos PDFS, como ha sucedido con otros artículos nuestros sin autorización previa de parte de La Escuela Internacional de Astrología.
 
VII
 
Consideremos ahora el caso de dos personas que fueron vencidas por el dolor en el duelo que tuvieron que sufrir. En primer lugar vamos a considerar el caso de Patacara. Ella perdió a su esposo que fue mordido por una serpiente. Estaba demasiado débil para cruzar un río con sus dos hijos - un bebé recién nacido y un niño de aproximadamente un año de edad. Así se fue el niño más adulto en la orilla y se metió en el agua con su bebé recién nacido con la mayor dificultad. Al llegar a la orilla allí y de haber dejado el recién nacido allí, ella regresaba a través del agua para alcanzar al hijo mayor.
Apenas había llegado a mitad de camino cuando un halcón se abalanzó sobre el recién nacido y se lo llevó pensando que era un pedazo de carne. Cuando Patacara vio esto gritó de dolor frenético levantando ambas manos, el niño mayor en la otra orilla pensaba que su madre lo llamaba, se encontró con el río y se ahogó. Sola, llorando y lamentándose, que estaba procediendo ahora a ir su casa paterna a donde ella había tenido la intención de ir con su esposo y sus dos hijos, cuando se produjeron una por una estas calamidades.
Cuando ella estaba en este proceso conoció a un hombre que regresaba de su ciudad natal y le preguntó a él acerca de sus padres y su hermano. Este hombre dio la noticia triste que, debido a una fuerte tormenta del día anterior, la casa de los padres se había inundado, destruyendo tanto a su padre y a su madre y también a su hermano. Mientras hablaba, señaló un poco de humo elevándose en el aire lejos y dijo: "Ese es el humo de la pira de un funeral en el que están quemando los cuerpos de su padre, su madre y su hermano". Completamente distraída por el dolor, corrió alrededor como una loca, independientemente de sus prendas que caían. La agonía estaba royendo en su corazón, la agonía del tipo más insoportable. Le aconsejó ir al Buda, se fue y le explicó su situación.
¿Qué le dijo el Buda? "Patacara, no seas tan problemática. Esta no es la primera vez que has llorado por la pérdida de un esposo. Esta no es la primera vez que has llorado por la pérdida de los padres y de los hermanos. Así como hoy, así también a través de este ronda de existencia has llorado por la pérdida de tantos incontables esposos, innumerables hijos, innumerables padres y un sinnúmero de hermanos, que las lágrimas que has arrojado son más abundantes que las aguas de los cuatro océanos". Cuando el Buda dijo estas palabras de sabiduría y consuelo, el dolor de Patacara creció cada vez con menos intensidad y, por último, no sólo dejó su pena por completo, pero cuando el Buda predicó a ella y concluyó su discurso, Patacara llegó a la etapa de entrada en la corriente (sotapatti), la primera etapa de la santidad.
Ahora, ¿qué es lo que ha contribuido a la eliminación de la pena de la mente de Patacara? Es la ansiosa realización de la universalidad de la muerte. Patacara cuenta de que había tenido innumerables vidas ya vividas, que había sufrido duelo innumerables veces, y que la muerte es algo que siempre está ocurriendo.
 
Mientras Patacara dio cuenta de la universalidad de la muerte en función de sus propios numerosos duelos en el pasado, Kisagotami se dio cuenta por referencia de los numerosos duelos que ocurren a los demás a su alrededor en esta vida misma. Cuando su único hijo murió, su dolor era tan grande que se aferraba al cuerpo muerto, no permitiendo que lo cremaran. Este fue el primer duelo que jamás había experimentado. Con el niño muerto firmemente sujeto a su cuerpo se fue de casa en casa preguntando por una medicina que traería de vuelta la vida a su hijo. Ella se dirigió al Buda que le pidió que procurara una pizca de mostaza blanca, pero debe ser de una casa donde la muerte no hubiese tenido lugar. Luego fue en busca de esta supuesta cura para su hijo que ella creía que era fácil de obtener.
En la primera casa que ella buscó, cuando preguntó si cualquier muerte había tenido lugar bajo ese techo recibió la respuesta: "¿Qué dices tú, mujer? En cuanto a los vivos, son pocos, ya que los muertos son muchos". A continuación, pasó a la siguiente casa. También se llegó a saber que la muerte había hecho su visita a esa casa. Ella fue a muchas casas y en todas ellas se le dijo de algún padre que había muerto o de algún hijo que había muerto o de algún otro familiar o amigo que había muerto. Cuando llegó la noche que estaba cansada de su tarea imposible. Oyó la palabra "muerte" haciéndose eco de todas las casas. Se dio cuenta de la universalidad de la muerte. Enterró el niño muerto en el bosque, luego volvió a Buda y le dijo: "Pensé que era sólo yo quién sufrió la pérdida. Encuentro en cada casa. Me parece que en cada pueblo los muertos son más en número que los vivos". No sólo fue Kisagotami curada de su pena, pero al final del discurso que el Buda le entregó a ella, ella también alcanzó la etapa de entrada en la corriente (sotapatti).
Vamos ahora a contrastar los casos de Patacara y Kisagotami con la del agricultor rústico ignorante Bodhisatta estaba en una vida anterior como se menciona en el Uraga Jataka. Rústico como era, él practicó a la perfección y con atención sobre la muerte. Él se había entrenado a pensar de vez en cuando "La muerte puede llegar en cualquier momento para nosotros". Esto es algo en lo que la mayoría de nosotros se niegan a tener algún pensamiento en absoluto. No sólo se convierten en un hábito de pensar así, pero incluso se encargó de que todos los miembros de su familia hicieran lo mismo. Un día, mientras trabajaba con su hijo en el campo, este último fue picado por una serpiente y murió en el acto. El padre no estaba ni un poco perturbado. Él sólo llevó el cuerpo al pie de un árbol, lo cubrió con un manto, ni llanto, ni lamento, y reanudó su arado despreocupado.
Más tarde, envió un mensaje a casa, a través de un transeúnte, de enviar un paquete de alimentos en lugar de dos para la comida del mediodía y que le enviaran perfumes y flores. Cuando recibió el mensaje, su mujer sabía lo que significaba, pero ella también no dio paso a expresiones de dolor; tampoco lo hizo su hija ni a su nuera, ni la criada. Conforme a lo solicitado todos se fueron con perfumes y flores en el campo, se llevó a cabo una sencilla cremación, sin que nadie llorara.
 
Sakka el jefe de los dioses bajó a la tierra y procediendo al lugar donde un cuerpo ardía sobre una pila de leña, preguntó a los que estaban alrededor de si estaban asando la carne de algún animal. Cuando ellos respondieron: "No es ningún enemigo, sino nuestro propio hijo". "Entonces él no podría haber sido un hijo querido para ti", dijo Sakka. "Era un muy querido hijo", respondió el padre. "Entonces", preguntó Sakka, "¿por qué no lloras?" El padre, en respuesta pronunció esta estrofa:
 
"El hombre deja su cuerpo mortal, cuando la alegría en la vida ha pasado.
A pesar de que una serpiente está acostumbrada a desplegarse sobre el pantano.
Lamento no tienes amigos que puedan tocar las cenizas de los muertos.
¿Por qué debo llorar? Es el precio que debe pagar por lo que había de pisar".
 
 Se hicieron preguntas similares de la madre del hijo muerto, que respondió así:
 
"No se le exigió que llegara acá, espontáneamente esta pronto para ir.
A pesar de que llegó se fue, ¿cuál es la causa por el ay?
Lamento no tienes amigos que puedan tocar las cenizas de los muertos.
¿Por qué debo llorar? Es el precio que debe pagar por lo que había de pisar".
 
"Hermanas seguramente son cariñosas con sus hermanos. ¿Por qué no lloran?" se le preguntó a Sakka la hermana del muerto. Ella respondió:
 
"Aunque debería ser rápida y llorar, ¿De qué me aprovecha?
Mis parientes y amigos por desgracia serían más infelices.
Lamento no tiene amigos que puedan tocar las cenizas de los muertos.
¿Por qué debo llorar? Es el precio que debe pagar por lo que había de pisar"
 
Sakka luego preguntó a la esposa del hombre muerto por qué no llora. Ella respondió así:
 
"Cuando los niños lloran en vano agarran la luna allá arriba,
Así lloran los mortales de brazos cruzados por la pérdida de sus seres queridos.
Lamento no tienes amigos que puedan tocar las cenizas de los muertos.
¿Por qué debo llorar? Es el precio que debe pagar por lo que había de pisar."
 
       Por último Sakka hizo la criada por qué ella no lloró, especialmente en lo que ella había declarado que el maestro nunca fue cruel con ella, pero era muy considerado y amable y la trataba como a un hijo de crianza.  Esta fue su respuesta:
 
"Una olla rota de la tierra, ah, ¿quién puede juntarla de nuevo?
Así también, que llorar a los muertos es nada más que un vano esfuerzo.
Lamento no tienes amigos que puedan tocar las cenizas de los muertos.
¿Por qué debo llorar? Es el precio que debe pagar por lo que había de pisar".
 
William Lilly,  Master Astrologer
ESCUELA DE ASTROLOGÍA - WILLIAM LILLY - POWERED BY GOOGLE 
 

No hay comentarios:

Archivo del blog

Seguidores

Síguenos por Email

Síguenos en Facebook

Escuela Internacional de Astrología | Promocionar tu página también

International School Of Astrology - Power Astrology

http://www.astrolilly.org - Virtual Classroom

Fases de la Luna

¿Qué es Facebook?

Facebook es un sitio web con redes sociales que conecta a gente con sus amigos o compañeros. Facebook es un sitio web formado por muchas redes sociales relacionadas con una escuela, universidad, trabajo, región, etc.

http://www.astrochart.org

Buscar

Google


WWW
Buscar Escuela Internacional de Astrología


Astrología Cristiana Libros I - II - III

Mi foto
Primera parte: Una Introducción a la Astrología - Segunda parte: Los Planetas y las Casas - Tercera parte: Divisiones de las casas - Cuarta parte: Descripción de las enfermedades - Dignidades - Definiciones y palabras claves - Limitantes - Consideraciones antes del Juicio - Libro II: Cuestiones respecto a las doce casas - Aforismos - Ejemplos -

Ultimos Temas

Etiquetas

¿Qué tan real es la Astrología Real de Frawley? (1) Aforismos de Culpeper (1) Al Biruni (1) Alejandro Magno y la crucifixión de Jesús (1) Almuten (1) Antiscias - Firmicus Maternus (1) Antología de Vettius Valens (1) Armónicad de Edad I (1) astrograma revista de astrología - astrología antigua IX (1) Astrología antigua XXIV - Firmicus Maternus (1) Astrología Cristiana - William Lilly (1) Astrología Cristiana - William Lilly 2 - Firmicus VII (1) Astrología Electiva para un Matrimonio (1) Astrología Elimata - Henry Coley (1) Astrología Financiera (1) astrología gallica continuacion (1) Astrología Horaria y Tarot (1) Astrología Horaria Psicológica (1) Astrología Horaria VII- Dymock Brose (1) Astrología Infantil (1) Astrología Médica - Eileen Nauman (1) Astrología Médica Clásica - Hildegard (1) Astrología Médica por felipe Oliveira (1) Astrología Médica Tradicional (1) Astrología Mundana - William Ramesey (2) Astrología y Aversión I (1) Astrología y psicología transpersonal (1) Astrólogos Horarios Modernos (1) Bárbara Watters (1) Carta de Relaciones Davison (1) Castillo Virtual de Astrología (1) Centiloqium de Hermes (1) Conjunción Neptuno Saturno - Psicosíntesis (1) Cosmodinas - Astrología Antigua XXXIV (1) CULTO DE LOS ASTROS O SABEISMO (1) De la casa 7 W. lilly (1) definiendo el momento en la astrología horaria (1) Direcciones de Arco Solar (1) Edgar Cayce y lectura de cartas para niños y niñas. (1) El arte de la Horaria I - Firmicus XLI (1) El ataque de los Arcontes (1) El Cubo del Espacio (1) El número 13 (1) El razonamiento analógico en Astrología (1) El Sol en Escorpio (1) El Zodíaco de Johfra (1) ENCUENTRE A SATURNO UD. MISMO. (1) Etica y Astrología (1) firmicus maternus - Astrología Antigua (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 11 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 12 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 19 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 2 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 20 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 3 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 4 (1) firmicus maternus - Astrología Antigua 5 (1) Fisonomía (1) Foro de Astrólogos - Dymock Brose (1) Grado 90 (1) Guido Bonatti y sus 146 Consideraciones (1) Henry Ford (1) horaria 5 - Dymock Brose (1) horaria 6 - Dymock Brose (1) horaria 8 - Dymock Brose (1) horaria 9 - Dymock Brose (1) Interpretación de los Aspectos Astrológicos (1) Interpretación Gráfica de la carta Astrológica (1) Juzgando eventos en Astrología Horaria (1) La Época Prenatal de E. H. Bailey (1) La Estrella de Belén (1) La Fraternidad de Saturno (1) La Luna Negra (1) La Tabla de la Esmeralda (1) La verdadera estrella de Belén (1) Las Horas Planetarias (1) Lexigramas (1) los siete segmentos de girolamo cardano (1) LOS TEMPLOS DE LA CONDENA – El Gozo de Saturno (1) Luna vacía de Curso - Astrología Antigua XXXVII (1) Magia astrológica (1) Masha'allah vs Lilly en Astrología Horaria (1) Morin y la decapitación de Henri (1) Olivia Barclay (1) revolución solar - astrología antigua XVI (1) THEMA MUNDI (1) Unani Tibb (1) Urano El Almuisita de la Era (1) usando la astrología medieval (1) Viendo la muerte en un Horóscopo (1) William Lilly - Astrología Cristiana Libro 3 (1)

Número de Páginas Visitadas:

Carta Astrológica:

Los Planetas aquí y ahora: Escuela de Astrología William Lilly: